Enfoque

La industria del aluminio y refractario son grandes consumidoras de Bauxita en sus diferentes grados: metalúrgico y refractario. Anualmente, 250 Mt son explotadas en el mundo, de los cuales 10 Mt corresponden al grado no metalúrgico y se convierten en 4Mt de Bauxita Calcinada, materia prima en la fabricación de ladrillos refractarios de altos requerimientos.

Las minas que abastecen la producción mundial de bauxita de grado refractario están localizadas en China (95%) y Guayana (5%), situando a la Unión Europea en una posición crítica respecto a esta materia prima, viéndose Europa obligada a importar 0,5Mt anuales de Bauxita calcinada.

En los últimos años, las restrictivas políticas medioambientales asiáticas conllevan volatilidad en los precios e inestabilidad en el suministro de las materias primas. Por todo esto, y en línea con la iniciativa europea de materias primas en sus tres pilares fundamentales, la bauxita como recurso mineral está cerca de ser considerado como materia prima crítica (CRM) para Europa.

El mercado refractario en Europa supone 3,5 billones de euros al año, por lo que la continuidad en esta problemática supone una pérdida de competitividad en las empresas refractarias europeas.