Proyecto

Descripción

El proceso de reciclado de residuos del aluminio para la obtención de aleaciones de segunda fusión produce más de 1 millón de toneladas de escorias salinas en Europa. Este residuo peligroso es valorizado mediante un complejo proceso de 5 etapas, que permite recuperar tres subproductos que vuelven al mercado: concentrados de aluminio, sales fundentes y oxido de aluminio secundario, Paval. El proyecto Life Bauxal II se centra en valorizar este subproducto garantizando el cierre del ciclo y potenciando la economía circular.

Las características físicas y químicas del óxido secundario insinúan que puede considerarse como una bauxita secundaria, con un 10% en peso de óxido de magnesio, mayoritariamente en forma de espinela y algunas impurezas como halógenos y sales fundentes. Mediante un proceso de refinado se eliminarán los elementos indeseados, obteniendo una nueva materia prima, Refinal que podrá competir con las bauxitas minerales de requerimientos más exigentes. La hoja de ruta contempla una etapa de optimización de las condiciones de densificación del material hasta convertirlo en una nuevo producto, Bauxal, alternativo a las bauxitas calcinadas comerciales.

Finalmente, la validación en el mercado refractario de esta materia prima alternativa recursos minerales, se hará en los hornos de fundición de residuos de aluminio.

Procesos

- Refinado hidrometalúrgico: etapa para reducir los compuestos no deseados del óxido de aluminio secundario hasta valores aceptables, obteniendo nueva materia prima Refinal. Para ello se llevará a cabo la construcción de una instalación de tratamiento hidrometalúrgico pre industrial de capacidad 500 tpy que permitirá disponer de material suficiente para demostrar su viabilidad.

- Optimización de condiciones de densificación, que consistirá en la evaluación de tratamientos físicos de molienda o aglomeración así como el posterior tratamiento térmico a altas temperaturas del Refinal. Estas etapas conducen a la obtención del producto final, Bauxal.

- Demostración de los ladrillos refractarios con base Bauxal. El árido refractario transformado será acondicionado en tamaño de grano para la fabricación de los nuevos ladrillos refractarios y posteriormente se demostrarán en hornos fusores de aluminio.